logo

En el año 1995, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó la adhesión a la Carta de Aalborg. La decisión implicaba trabajar según los principios del desarrollo sostenible y era el primer paso para dotar a la ciudad de una Agenda 21 Local.

 

Tras un extenso proceso participativo, Barcelona concretó su Agenda 21 en el Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad 2002-2012, un documento ampliamente consensuado que definía los principios, objetivos y líneas de acción para avanzar hacia una ciudad mejor.

 

Durante diez años, el Compromiso ha sido la hoja de ruta de la ciudad. Con más de 800 organizaciones implicadas, la red de firmantes ha trabajado para alcanzar los objetivos compartidos, con un amplio abanico de iniciativas transformadoras llevadas a cabo por empresas, asociaciones cívicas y profesionales, sindicatos, fundaciones, universidades, escuelas y distintos ámbitos y distritos de la Administración municipal.

 

En este tiempo, hemos aprendido un nuevo lenguaje y hemos desarrollado una cultura común, hemos conseguido que evolucionen las ideas sobre lo que conviene a la ciudad y cómo lograrlo, hemos puesto en marcha proyectos colaborativos y hemos logrado avances indiscutibles. Tal vez lo más importante es que los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona compartimos nuevos valores y que estos han empezado a integrarse en la planificación.

 

Porque aún nos quedan objetivos por cumplir, porque en este tiempo han surgido importantes retos y nuevas sensibilidades, porque queremos seguir implicándonos en la construcción del futuro de nuestra ciudad, ha llegado, hoy, el momento de dotarnos de un renovado compromiso ciudadano para la próxima década.

 

Este documento ha podido elaborarse y consensuarse gracias a muchas y diversas aportaciones, entre las que destacan las surgidas durante las convenciones de firmantes y sus procesos participativos asociados, planes y programas estratégicos municipales, grupos de trabajo creados específicamente en el marco del Consejo Municipal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, documentos de referencia internacionales —particularmente la estrategia de la red internacional de gobiernos locales por la sostenibilidad (ICLEI) y las conclusiones de Rio+20— y las reflexiones del ciclo de conferencias y tertulias «Transiciones hacia una Barcelona más sostenible».

 

Barcelona presenta su Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad 2012-2022, abierto a la implicación y a la aportación de todas las organizaciones ciudadanas ilusionadas y comprometidas con el futuro de la ciudad. ¡Que todo el mundo se sienta parte de este proceso!

         qué hemos hecho